8 de febrero de 2010

Invernal en el Circo de Gredos

Este fin de semana hemos realizado una escapada al Circo de Gredos para poner en práctica nuestros recientes conocimientos en alpinismo y disfrutar de sus corredores, resaltes, travesías, cascadas y del ambiente de un estupendo grupo de montañeros.

Las risas han sido la tónica en todo momento y, así pues, el disfrute ha sido doble y el ambiente en el refugio ha sido una fiesta continua. Además, la cordada de la risa, sin duda, ha estado a la altura de las circunstáncias a pesar de no poder hacer la cima del Almanzor debido al molesto viento que había en la Portilla del Crampón y a la joven experiencia de la cordada en la técnica del aseguramiento. Pero, sin lugar a dudas, ésta quedará a la espera de una nueva oportunidad.

¡Un verdadero disfrute!

¡Saludos!

Eduardo.




Subiendo a los Barrerones.

Primeras vistas del circo.

Mis primeros punteos invernales en el Circo.

¡Tremendo espectáculo!

Marcos, ante la helada laguna.

El Almanzor con las primeras luces.

La luna todavía corona el circo.

Marcos y Dani, los compis de cordada se preparan.

De nuevo, observamos nuestro sueño.

Magnífica foto de la cordada de la risa.

En una repisa a unos 100 m. de la cima.

La cresta del circo, al fondo La Mira y Los galayos.

Con Dani, el auténtico transformador.

Deleitándonos con las increibles vistas de Gredos.

El cuerno del Almanzor, la cima a 50 m. la dejaríamos para otra ocasión.

Con Dani haciendo una pina travesía.

De nuevo, soñando.

Disfrutando de los 50 grados.

Cascadas y escaladores.

Pero,...¡¿Otra vez ahí?!

Dani, triste, sin su anhelada cima.

Como críos en el patio del colegio.

Otro nuevo día, éste, de mucho calor.

Preparándonos para una buena trepada en hielo.

Más cascadas.

Posando junto al Moro Almanzor.

Primer ataque al hielo.

Juan Carlos asegurando atentamente.

Saliendo de la cascada.

Marcos en acción.

Y, ...sigo soñando.

Mirando atrás en el regreso a la plataforma.

Dani, sobre la helada laguna, practicando sus virtudes como bailarín.

¡Una vista magnífica!

Un último vistazo atrás y, ya, deseando regresar.

8 comentarios:

carlos Hervás dijo...

Que envidia,la próxima no me la pierdo,hay que preparar algo.
Muy buenas fotos Eduardo.
Un saludo.

Ignacio dijo...

Un magnífico reportaje. Ya veo que has disfrutado intensamente. Habeis tenido suerte con el tiempo. Esas fotos con el cielo tan azul y tanta claridad merecen la pena. El moro almanzor parece que está cerca de la laguna, pero luego te das cuenta de que la subida es dura, larga y larga. Por las fotos, he visto bastante hielo. En otra ocasión hareis cima seguro. Las fotos de la cuerda son muy interesantes. Ya veo que había buen rollo en el refugio.
Me alegré mucho de verte.
Ánimo y un abrazo.
Nacho

Anónimo dijo...

IM- PRE- SIO- NAN- TE

Ahí tres fotos que directamente acojonan... Y después del hielo, un poquito de caribe, muchachooo

Lucas.

Anónimo dijo...

Ahí quiero ver ese "Hay"

Keducc dijo...

precioso, enhorabuena por la invernal

pablo.bk dijo...

Bufff, Edu... O Don Eduardo como hay que llamarte ya. Ya veo que incluso has cambiado el título al blog. Astral, eres insaciable.

Espero que no te olvides del todo de las buenas costumbres.

Un abrazo,
Pablo.

Pd.- Un espectáculo de fotos.

Ada dijo...

Uau!!!!!!!!!!!!

Eduardo dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras buenas palabras, espero poder seguir subiendo relatos de más aventuras.

¡Saludos!

Eduardo.