19 de febrero de 2009

Día uno de escalada.

Ayer por la noche a eso de las 23:30 me llama Ramón: -¿Te vienes mañana a escalar?, -casi sin tiempo para responder, ¿A qué hora y dónde quedamos?. Llevaba tiempo detrás de una oportunidad así y esta vez no se me iba a escapar.

A las 10:30 estamos en Patones preparados para pasar lo que ha sido mi primer día de escalada, y puedo deciros que: ¡el bichito a picado profundo el condenao!, la primera vía ha sido facilita pero con muchos nervios y zapatillas de andar por casa, aún así disfrutando. La segunda vía más larga (un 5+ o 6 creo que han dicho), ya con pies de gatos y con la moral a tope subir la pared ha sido un auténtico placer, había que ir dosificando y sintiendo cómo el cuerpo se desgasta en tan cortos pero exigentes esfuerzos.

Después con Ricardo (brasileño que temporalmente vive en la misma pared) me enseña cómo asegurar y cómo dar cuerda.

Así pues con todo esto y un día magnifico todo el grupo hemos disfrutado como verdaderos índios.

Gracias Ramón por enseñarme la esencia de la escalada.

Algunas fotos:






19 de Marzo del 2009

3 comentarios:

Carpetano dijo...

Dile a tu amigo cachitas que se ponga el casco por dios. El buen escalador lleva casco igual que lleva arnés. Da igual que sea caliza, por seguridad siempre el casco.

Eduardo dijo...

Tienes toda la razón, en cuanto le vea se lo digo. Hoy hemos vuelto a Patones, mi segundo día de ésta increible pasión, y después de hacer varias vías -hoy una 6a-he decidido que mañana caen unos pies de gato.

¡¡Que enganche de estar "colgao" en la pared, por Zeus!!

Anónimo dijo...

por favor, me puedes decir si hay un sitio en colmenarejo para escalar? mandame un mail a mminguez@gmail.com Muchas gracias